Cómo sobrevivir a unas vacaciones en familia

Ir de vacaciones con un bebé o un niño pequeño puede ser todo un desafío; nuestras primeras vacaciones fueron, concretamente, caóticas. 

Conseguir meter todo en el coche fue una hazaña. Siempre he sido de esas personas que piensan “Mejor que sobre a que falte”. Me llevé prácticamente todas las cosas del bebé que tenía en casa, tantas cosas que incluso llegué a considerar seriamente alquilar un pequeño remolque. Las semanas previas al viaje en familia fueron terriblemente estresantes, incluso llegué a desear que nos quedáramos en casa. Mirando atrás, ahora pienso que había varias cosas que podría haber dejado en casa:

Llevé decenas de juguetes

Tenía miedo de que mi hijo se aburriera en el apartamento que alquilamos. No obstante, lo que no pensé fue que se trataba de un nuevo lugar, un lugar en el que mi pequeño disfrutaría explorando. Estaba aprendiendo a andar, así que simplemente caminar alrededor era una actividad desafiante y atractiva. Se olvidó por completo de la caja de juguetes y caminó de habitación en habitación sin parar tocando todo. Cuando fuimos a la playa, él no jugaba con el camión o con el cubo y la pala de arena; él sólo observaba, escuchaba sonidos y salpicaba una y otra vez saltando encima de las olas.  Así que la próxima vez, creo que iré ligera de equipaje en cuanto a los juguetes se refiere. Todos los días son una nueva y emocionante aventura para cualquier bebé.

Metí el botiquín en una bolsa de plástico

Realmente, ni siquiera usamos todas las cosas del bebé que me traje. Opté por 50 toallitas, repelente de insectos, múltiples opciones de protección solar, dos tubos llenos de crema hidratante, la ventosa para los mocos … todo ¡por si acaso! Por si fuera poco, yo tenía duplicados de la mayoría de esos artículos en la bolsa de pañales.

Preparé tres conjuntos para cada día

Mientras hacia su maleta, me aseguré de tener varios outfits por día por si ocurría cualquier tipo de percance. También analicé al detalle qué conjuntos elegir para sacar la foto perfecta de nuestra primera excursión en familia. Asumí además que haría de las suyas y tendríamos que cambiarlo todo el tiempo. El hecho de saber que nuestro apartamento tenía una lavadora y secadora debería haber sido razón suficiente para limitar la ropa a la mitad. Habría sido mucho más fácil traer menos y poner una lavadora a mitad de semana. Cuando deshice la maleta al volver, me di cuenta de que podía guardar de nuevo en el cajón la mitad de su equipaje. ¡Me alegro de que todas esas prendas volvieran igual del viaje!

Así que la próxima vez que vayas de viaje, asegúrate de llevarte sólo lo esencial. De lo contrario, sólo llevarás un montón de cosas innecesarias que te ocuparán todo el espacio de la maleta. Intenta ser aventurera: tu hijo probablemente necesitará la mitad de lo que consideras esencial. Lo que realmente necesita es poder descubrir y experimentar nuevos lugares. Permítele explorar y disfruta del tiempo con tu pequeño.

 

One thought on “Cómo sobrevivir a unas vacaciones en familia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s