Cómo ayudar a tu niño a confiar en sí mismo

Aunque sí que es verdad que los diferentes acontecimientos de la vida pueden hacer que cambie más tarde, la ciencia dice que para cuando tu hijo entra en primaria, ya tiene los rasgos de la personalidad marcados, rasgos que le acompañarán para el resto de su vida. ¿Qué significa esto? Significa que para entonces ya será tarde, pero al mismo tiempo, que tienes la capacidad de ayudar a tu niño a forjar su personalidad en los primeros años de vida. Uno de los rasgos de personalidad más deseados que un niño puede tener es la confianza en sí mismo. Tener confianza en sí mismo puede contribuir en gran medida a escoger un buen camino en la vida, y para los padres que luchan junto a él, es a menudo un rasgo que quieren que su hijo tenga, pero ¿cómo podemos ayudar a nuestro hijo a ser más seguro? 

Establecer una rutina

Tu bebé no nace con una percepción clara de sí mismo, pero pueden sentir lo que está sucediendo a su alrededor. El hecho de establecer una rutina, les permite sentirse seguros y, lo que es más importante, sentir que tienen su mundo bajo control. Así es como empieza la confianza. Cuando carecen de una rutina diaria, comienza la ansiedad.

Dedicarle tiempo a jugar

Las rutinas son excelentes, pero nunca olvides el tiempo de diversión. A través del tiempo de juego, los niños aprenden a resolver problemas y el acto de resolver un problema, sobre todo cuando lo hacen solos, es una muy buena manera de construir una confianza permanente en sí mismos.

Los padres con poco tiempo libre que tienen que incluso programar el tiempo de juego, nunca deberían dirigir al niño en sus juegos. Deja que tu hijo sea el líder de sus propias aventuras, al elegir con qué juguetes quiere jugar, qué juegos escoger, o qué fantasías tener, estás dándole las herramientas para ser más autoritario, seguro y desarrollar excelentes habilidades de liderazgo.

Fomentar el éxito

Si tu hijo está luchando por algo, es una buena señal. Como todos sabemos, todo en la vida no sale a la primera. Tu hijo tiene que aprender, procura no ser tú la que resuelve el problema por él y en su lugar, ayúdalo y guíalo  hacia la dirección correcta. Enséñale cómo tiene que hacerlo sin directamente hacerlo por él y cuando lo consiga, no te olvides de felicitarle.

Esa es la parte más importante. Si tu hijo no sabe que ha hecho algo bien, ¿cómo va a sentirse orgulloso de sus logros? Incluso si es algo pequeño como ponerse los zapatos, asegúrate de hacerles saber lo bien que lo hacen.

Estos son sencillos pasos que puedes empezar a dar desde el principio, guiándolos hacia una vida de confianza en sí mismos. No sólo les enseñará a ser independientes y ser capaces de solucionar problemas, sino que les ofrecerá las herramientas para lidiar con el fracaso, ser un líder entre otros, y ser un buen orador con sus compañeros en el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s