Cómo conseguí llegar a todo durante la baja de maternidad

El año pasado por esta época estaba de baja por maternidad, feliz, disfrutando de mi bebé mientras le alimentaba, cambiaba y sacaba miles de fotos. No suena del todo mal ¿verdad? No obstante, la realidad se aleja totalmente de esa descripción. Los días de baja no fueron unas vacaciones. Fue algo fugaz, un periodo de tiempo suficiente para recuperarme tras el parto.

En medio del proceso de aprender a cuidar del bebé, me di cuenta de que necesitaba seguir con mis quehaceres diarios. No fue fácil, pero tengo algunos consejos para todas aquellas nuevas mamás que buscan organizar su tiempo mientras están de baja por maternidad.

Planear cada día

No siempre iba de acuerdo al plan, pero me ayudaba a llegar a todo. Mis días se centraron exclusivamente en dar el pecho y en mi propia alimentación. Mantuve un registro de cuánto comía el bebé y cuándo necesitaba un cambio de pañal para tener una idea de cuál sería su rutina. Cuando el bebé dormía, tomaba ese tiempo para centrarme en hacer una sola cosa, como poner una buena lavadora o limpiar la cocina. Luego me tomaba un descanso y me relajaba un poco. Necesitaba recordar que me estaba recuperando y que la baja de maternidad también era para que yo me recuperase.

Compartir las tareas de casa

Mi pareja y yo nos dividíamos las tareas domésticas incluso antes de que el bebé naciera. No obstante, después del bebé, necesitaba que recayera más  peso sobre él. No podía llenar y poner el lavavajillas mientras sostenía al bebé. Algunos días ni siquiera conseguí hacer una sola cosa de mi lista. Si tenía algo pendiente de hacer, esperaba hasta que mi pareja llegara a casa para poder darle el bebé por un rato y yo encargarme de algunas cosas. Si él lo prefería, yo seguía cuidando del bebé mientras que él se encargaba de la colada y los platos.

Simplificar las comidas

Cuando estás cuidando de un recién nacido, no es fácil buscar un hueco libre para preparar una comida. Para mí, las comidas de cocción lenta eran las ideales ya que con poco esfuerzo y añadiendo un montón de ingredientes era capaz de servir una buena cena al final del día. Esto también evito que pidiéramos a domicilio cada noche.

 Pedir y aceptar ayuda

Mi familia y amigos fueron amables; constantemente oía “Si necesitas algo, no dudes en pedírmelo”. En lugar de mostrarme como una súper mamá y rechazar todo tipo de ayuda acepté la ayuda que me ofrecieron. Ellos disfrutaban viendo al bebé, y a su vez me ayudaban.

Cada madre es diferente, pero lo más importante que me gustaría transmitir es que disfrutéis de vuestro tiempo en casa junto al pequeño. No podréis retroceder en el tiempo, de la noche a la mañana nuestros pequeños se habrán hecho mayores. 

One thought on “Cómo conseguí llegar a todo durante la baja de maternidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s