Cómo organizar las visitas del primer mes

Tras el nacimiento de tu bebé, tus familiares y amigos estarán más que deseando de ver al pequeño. Es normal intentar ser amable y querer complacer a todos, pero no debes olvidarte de que es momento de descansar y que además los primeros días son clave para establecer un vínculo con tu bebé. Entretener a la gente que recibes en casa es lo último que tienes que tener en mente.

Pero sí, sabemos que es algo inevitable, recibirás visitas, y lo cierto es que no pocas. Por eso hemos querido darte algunos consejos que quizás te a ayuden a organizar el ajetreo de estas primeras visitas:

  1. Limita las visitas en el hospital – El tiempo que pases en el hospital debe ser para ti y el bebé. Invita únicamente a los familiares y amigos más cercanos, pide al resto que esperen hasta que estés instalada en casa. 
  1. Una visita por día – ya sea porque tus padres se pasan por casa o bien porque tu mejor amigo ha venido, limita las visitas a una por día. De esta manera, podrás descansar y mantener tu horario sin constantes e interminables interrupciones.
  1. No ofrezcas comida o bebidas – Si bien es una costumbre común, no te sientas obligada a ofrecer aperitivos; no tienes porque actuar como una anfitriona ejemplar. Tus visitas están ahí para una única cosa: ver al pequeño. ¡No necesitan aperitivos!
  1. No deberían tomar en cuenta el estado de tu casa, los primeros días el desorden es normal – Cuidar de un recién nacido no es tarea fácil y el tiempo que estamos de baja por maternidad no es un periodo de vacaciones. Es muy posible que no lleguéis a hacer todas las tareas de la casa en un día. Es más, a tus amigos no les importará que la mesa del salón esté desordenada. Son conscientes de la situación, saben por lo que acabáis de pasar.

primer mes del bebé

  1. Se un germen-o-fóbico, al menos al principio – El sistema inmunológico de tu bebé es muy sensible, así que no dudes en pedir a tus visitas que se laven las manos o usen desinfectante antes de coger en brazos al bebé. Tranquila, no se sentirán ofendidos.
  1. Inmortaliza todos los momentos, saca muchas fotos – Saca fotos de cada momento; la primera vez que tus familiares y amigos ven al bebé es algo muy especial. Y además, creo que no es necesario recordarte que los bebés crecen muy pero que muy rápido, estos instantes pasarán en un abrir y cerrar de ojos.
  1. Espera a que el pequeño esté dormido – Es muy probable que el peque duerma mucho durante e día, incluso cuando hay visitas. No sientas la necesidad de despertarle para que vean sus ojos y pídeles que cojan al bebé lentamente.
  1. Acepta su ayuda – Antes de que tus visitas lleguen pueden preguntar si necesitas algo, no dudes en aceptar su oferta. 

Y recuerda, disfruta cada segundo con tu bebé.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s