Relatos, recuerdos e historias que tus hijos jamás olvidarán

Si hay algo que absolutamente todos y cada uno de los niños adoran son los cuentos y podría decirse que sus favoritos son aquellos con historias de animales, aventuras de vaqueros, superhéroes y princesas.

Pero antes de nada, queremos que te preguntes, ¿cada cuánto lees con tus hijos?, ¿cada día?, ¿una vez a la semana? Y es que debes tener muy presente que la lectura infantil es muy importante para el desarrollo de nuestros pequeños.

La lectura es de vital importancia ya que juega un papel clave en el desarrollo emocional, cognitivo y social. Y de hecho, la lectura en voz alta de cuentos infantiles es una de las actividades más importantes que nosotros, como padres y madres, podemos hacer por nuestros hijos.

Con todas estas ventajas, no es de extrañar, que queramos pasar tiempo leyendo junto a los pequeños de la casa. Sin embargo, debemos tener en cuenta un “problema” común que seguramente afrontaremos con el tiempo: cuanto más crezcan nuestros hijos, comenzarán a rechazar historias que antes adoraban escuchar. Y para que eso no suceda, aquí te dejamos tres ideas geniales que ayudarán a cualquier madre/padre ahora convertido en cuenta-cuentos, a lidiar con estos pequeños inconvenientes.

pexels-photo-51174.jpeg

Anécdotas sobre vivencias propias

No hay nada como las anécdotas sobre nuestras propias vivencias; y más cuando estas se convierten en las historias que contamos a nuestros hijos para explicarles cómo crecimos. Por lo general, podríamos decir, que los niños aman las historias sobre cómo se criaron sus padres, cómo eran de niños, las travesuras que hacían y los juegos que estaban de moda en aquel entonces. Y como imagino que intuirás, esto te ayudará además a fortalecer la relación con tu pequeño, al igual que crear memorias familiares.

Fábulas, leyendas y cuentos de hadas

Estas suelen ser historias de toda la vida. Tanto los nacidos en la época de los Baby Boomers, como los padres de la Generación X e Y han crecido oyendo clásicos como La Cenicienta y La Bella y la Bestia, y sin duda los pequeños de la Generación Z también los disfrutarán. Quizás, la mejor parte de todo esto es que son historias perfectas para contar a la hora de dormir, historias que les permite dar rienda suelta a su imaginación. Existen miles y miles de leyendas y cuentos de hadas en el mundo, por lo que la posibilidad de quedarte sin ideas es casi nula. 

Cuentos sobre eventos históricos

Narrar cuentos sobre cómo fueron construidas las pirámides, o de qué forma se descubrió el fuego, o cómo se inventó la primera rueda pueden parecer alternativas poco convencionales; sin embargo, esta clase de historias pueden ser una excelente opción para aquellos padres que sueñan con que sus hijos crezcan y se conviertan adultos cultos. Además, debes saber que si compartimos esta clase de historias durante sus años de formación, estas tendrán un impacto muy positivo en sus estudios. Y no cabe duda de que los niños siempre recordarán con mucho afecto y agradecimiento el tiempo que pasaron escuchando estas historias.

Por tanto, para acabar, recordaros una vez más, lo importante que es dedicar un tiempo cada día, o al menos una vez a la semana, a la lectura en voz alta. No solo te ayudará a fortalecer el vínculo madre/padre-hijo, sino que además estos pequeños momentos pasarán a formar parte de los recuerdos de su infancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s