Cómo disfrutar al máximo los días de sol que nos quedan

Aunque las vacaciones han acabado y los niños ya están de vuelta en el cole, siempre hay cosas divertidas que hacer para sobrevivir a este calor que se resigna a dejarnos. Porque no hay nada mejor que un poco de agua fresquita y refrescante en los días en los que el sol todavía calienta.

Como las temperaturas siguen siendo altas y tus hijos no se muestran demasiado entusiasmados con la idea de ir a casa después de los primeros días de cole, podrías darles una sorpresa y preparar una guerra de agua. Este tipo de juegos son perfectos para mantenerlos con energía y disfrutar al máximo del buen tiempo. Pero, por supuesto, al igual que con todos los otros juegos que involucran a niños pequeños, hay algunas reglas de seguridad que debemos transmitirles para asegurarnos de que ninguno de los niños se lastima.

Si quieres saber más, sigue leyendo porque a continuación te damos algunos consejos para planear una guerra de agua después de un día de cole.

como organizar una guerra de agua

Premios para todos

Los juegos de agua son de los pocos juegos en los que es divertido perder. ¡Pero eso no significa que no pueda haber recompensas al final! Prepara algunos dulces y pequeños regalos y divídelos por categorías. Por ejemplo, guarda uno para “el niño más mojado”, “el mejor del juego”, “el mejor jugador en equipo”, e incluso para “el que más se ha divertido”. Con premios como estos ayudarás a tus peques a tener más sentimiento de equipo y a divertirse sin obsesionarse con el hecho de tener que ganar. Así, conseguirás que el juego sea totalmente seguro pero, sobre todo, divertido.

Muéstrales qué está permitido y qué no

Los juegos de agua son sin duda más divertidos cuando hay muchos niños, así que deja que tus peques inviten a sus amigos. Aunque es cierto que puede llegar a ser más difícil de controlar, el caos se puede evitar explicándoles de ante mano cuáles son las reglas del juego. Por lo tanto, antes de que el juego comience, sienta a los niños y hazles saber lo que está permitido y lo que no. Por ejemplo, puedes dejar claro que salpicar a las personas que no están involucradas en el juego (como los espectadores) no se debe hacer o que apuntar a un único niño del equipo contrario no es justo.

consejos para una guerra de agua

Estate atento

Puesto que los niños mayores tienen cierta ventaja sobre los más pequeños, asegúrate de que la mayoría de los niños son de edades similares. Una vez hecho esto, puedes dividirlos en equipos y dar comienzo al juego. Siempre está bien quedarse a una distancia prudente para asegurarnos de que los niños se divierten sin cruzar los límites. De esta manera, estarás lo suficientemente cerca como para vigilar. Además, en caso de que algo suceda, que no debería suceder, puedes intervenir y recuperar el control antes de que cualquier niño se meta en problemas. Nunca está de más tampoco avisar a los niños de que tú y un par de otros adultos estáis alrededor, puede tranquilizarles.

La guerra de agua es muy divertidas, y sin duda, será algo que tus peques recordarán para siempre. Así que, ya sabes, aunque las vacaciones hayan terminado, todavía hay tiempo para divertirse, ¡incluso si es después del cole!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s