Técnicas sencillas que te ayudarán con la educación de los más pequeños de la casa

Nadie nos prepara para educar a nuestros hijos. No hay una asignatura que te enseñe cómo hacer esta tarea, una de las más complicadas que te encontrarás en tu día a día. Sin embargo, sí podemos darte algunas sencillas claves para ayudarte en el laborioso trabajo que supone educar a quienes más quieres. Ante todo mete en tu mochila una gran dosis de paciencia y un tarro lleno de sentido común. Ya tenemos todo preparado para comenzar este viaje.       

Olvídate de los extremos

técnicas educar a los niños

Los padres tenemos tendencia a ir de un extremo a otro. O nos volvemos autoritarios o, por contra, cuando notamos que hemos pecado de exceso nos dejamos caer en la permisividad que, de igual manera, es mala para nuestros hijos. El objetivo que tenemos como padres es que los niños se desarrollen de una forma completa y feliz a través de normas en las que aprendan que cada acción conlleva una responsabilidad y unas consecuencias.

Nuestra tarea es educar a los niños en el respeto hacia los demás, el cariño, la autonomía y la responsabilidad. Para ello, lo mejor es mantenerse en el término medio. Enseña a tus hijos a tomar sus propias decisiones para que sean mayores autónomos y felices. Hazlo sin imposiciones, pero señalando el camino que les guiará en su futuro.  

 

Ponte en sus zapatos

educar a los niños

Alguna vez nos miramos al espejo y nos sorprendemos tratando a nuestros hijos como si fueran adultos. Solo son niños que quieren jugar, divertirse y aprender. Ponte en sus zapatos y verás cómo, en la mayoría de los casos, no hay maldad ni dobleces en lo que hacen. Para ellos las prioridades son diferentes, los tiempos otros y las necesidades las más básicas. Si miras desde su altura seguro que les entiendes mucho mejor.

  

Escucha 

Tus hijos también tienen opinión. Hacen las cosas con un fin o un porqué. Pregúntales, escucha lo que tienen que decir con interés y, de este modo, tal vez entiendas mejor lo que han planteado o hecho. Además, descubrirás que tus peques tienen formas creativas de hacer las cosas más sencillas que nunca se te hubieran ocurrido.

 

Habla con tus hijos

No importa la edad. Explícales por qué has tomado cierta decisión, el motivo que te ha llevado a hacer esta o aquella cosa. Ellos lo entenderán mucho más de lo que crees. Habla con ellos y deja que te cuenten lo que ven bien o mal. Crea un espacio de confianza con sus hijos. Es una tarea diaria pero que dará grandes resultados a lo largo de los años.

 

Deja que se equivoquen

cómo educar a los niños

Una vez que has puesto normas, marcado al camino y creado un entorno de confianza en el que tu peque pueda madurar y crecer, deja espacio para que tome sus decisiones, incluso equivocadas. Ante todo evita que sus actos puedan degenerar en un año físico pero, si evitas este riego, deja que asuma sus pequeñas decisiones y, si es necesario, que se equivoque y vea las consecuencias. No hay mejor enseñanza que aprender de nuestros errores.

 

Pide perdón

Los padres y madres no somos infalibles, ni mucho menos. Nos equivocamos con nuestros hijos cada día. Por eso, igual que les enseñamos a ellos a disculparse cuando hacen algo malo, debemos pedirles perdón si hemos cometido un error o tomado una mala decisión que les afecte. Tu peque agradecerá este sencillo acto por tu parte.

¿Practicas con tus hijos estas sencillas normas? Son unas tareas sencillas que deberíamos incluir en nuestro día a día todos los padres y madres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s